TIERRA PREÑADA

Polvo, agua, barro. La tierra siempre está preñada, a punto de dar vida. Un viaje alrededor del mundo.
Pequeñas historias que crean imágenes. Espectáculo visual, pintura en directo, música a capella.

 

Joan Baixas pinta con tierra sobre una gran pantalla iluminada por transparencia.
Las imágenes aparecen y se borran combinadas con proyección de diapositivas y música de Paca Rodrigo.

El espectáculo gira por el circuito internacional desde 2001 (Centre Pompidou de Paris, Museo Guggenheim de Nueva York, Festival de Otoño de Madrid, Teatros Nacionales de Toulouse y Varsovia, Teatre Lliure de Barcelona, Festival de Charleville-Meziérès y muchos otros lugares).
 

Lodo, limo, tierra oscura, tierra preñada. El barro contiene todas las imágenes y ninguna queda fijada. Simbología elemental, antes del mito y antes de las ideas. Trata de los diferentes paisajes del amor, ingenuidad suprema. No es un espectaculo fijo, sinó un proceso de acciones en torno de la tierra, un pre-espectáculo.
Se inició en el desierto de Australia con el descubrimiento de la llanura povorienta mas grande del planeta, donde el color es solo luz. Lluvia en el desierto, tierra preñada. Tomó forma en Puxkin, cerca de Petersburgo, con los lodos de una Rusia cansada, primitiva y fértil, y después en la biblioteca de Sarajevo, con las cenizas de millones de libros calcinados, terremoto de ideas quemando la poesía.

 

Queremos mantener TIERRA PREÑADA siempre en un inicio, en un pre-espectáculo, esquivando la performance de ideas y el espectáculo teatral, para quedarnos en una ceremonia previa, elemental, donde los materiales poéticos, en bruto, se componen con  intervención del azar.

Fotografies de